Cuenta la tradición que la escultura del Sant Crist de Balaguer fue la primera que se hizo en el mundo. El autor fue Nicodem, que conmovido por la muerte de Cristo aún tenía la imagen guardada dentro. Durante las persecuciones de cristianos la imagen fue trasladada de Jersusalem a Beirut . Y cuándo los árabes conquistaron esta ciudad, tiraron la talla al mar mediterráneo, y esta inició un largo periplo por mares y ríos, llegando hasta el río Ebro, y hasta que remontando el Segre se paró en Balaguer.

Los balaguerienses quisieron sacar la imagen del río pero no lo consiguieron. Avisaron a las monjas clarisas y bajaron todas en procesión. La madre abadesa se arrodilló cerca del río y una ola le acercó la imagen a sus brazos. Con mucha devoción seguida de todas las monjas y todo el pueblo de Balaguer la madre abadesa subió la imagen al santuario dónde todavía hoy es venerada.

De esa imagen original sólo se conserva un pie, el resto es una copia, ya que fue quemada en Julio de 1936.

La ciudad tiene otros encantos interesantes de visitar, como la Iglesia de Santa Maria, la plaza Mercadal, la plaza porticada más grande de Cataluña, la muralla, el Castillo Formós y todo el centro histórico en general, entre otros monumentos.

Es en pleno centro histórico, en la calle de Abajo, con sus pórticos, dónde se encuentra nuestra tienda, Ferretería Armengol, dónde podréis ver y comprar físicamente todos nuestros recuerdos y souvenirs de Balaguer y Cataluña, así como en esta web, en la categoría de Souvenirs.